Como comprar

21May

Guía de compras para principiantes de hockey línea

Como en todo, la experiencia es un grado y en este caso su falta a la hora de comprar puede significar bastante dinero, molestias e incluso peligro para un principiante desprevenido.

El objetivo de este artículo es dar algunos consejos a la gente que empieza para que no se vean tan perdidos en el proceso de compra del primer material e intentar ahorrar algún dinero arriesgando lo menos posible.

Lo normal, como en cualquier deporte, es ir pasando una serie de fases desde la clase de prueba hasta ya el vicio puro y partidos a tumba abierta. Por las estadísticas del club de 100 que prueban, 95 terminan en la fase de vicio puro, pero bueno eso ya es un tema personal.

Fase [- 2] Aprender a patinar: algún amigo te lía, tus hijos van a clase y te da envidia, etc. C.H.C. Las Rozas ofrece clases de todos niveles, desde iniciación a freestyle, para niñ@s, adult@s y familiar. Puedes llamar y preguntar por una clase de prueba al: 626737322.

También te pueden dar consejos sobre tus compras. ¿Qué hacer? ¿Qué comprar?: Si no tienes nada lo mejor es irse a Decathlon y comprarse los patines en línea de su marca. La relación calidad/precio está bien y nos servirán para varias fases posteriores. Llevan un freno de goma en la parte posterior de uno de los patines que funciona levantando la punta del pie. Ojo, no comprar patines con la guía ( la parte que sujeta las ruedas ) de plástico, suelen deformarse rápidamente.

También hay que comprar un kit de protecciones que incluyan rodilleras, coderas y protectores de manos y muñecas, realmente imprescindibles. Si tenemos un casco de bici lo podemos usar y si no podremos comprarnos uno allí, por ejemplo uno barato de patinaje o monopatín, pero hay que tener uno.

Si te caes mucho y te da miedo tu rabadilla y cadera puedes comprar un pantalón protector, para monopatín y patinaje agresivo. Son muy baratos y dan una protección razonable para patinaje. Llevan protecciones en los laterales y la rabadilla montadas sobre un pantalón corto hecho de tejido elástico.

Fase [-1] Patinaje básico: Ya hemos pasado la primera clase con el club y conseguido soltarnos de la valla y no caernos mucho.

Una vez que hayamos aprendido a frenar sin tener que usar el freno de goma, ya no nos será necesario seguir llevándolo; de hecho será una molestia cuando empecemos a hacer giros “canadienses” o “cruces”, en los que los patines se colocan uno detrás del otro.

Pregunte a tu entrenador si necesitas ayuda, aunque el desmontaje es sencillo: usando las dos llaves halen (de sección hexagonal) que nos dieron con los patines, podremos soltar el eje de la rueda posterior que sujeta el soporte del freno. Una vez extraído el eje quitamos la pieza de plástico donde va montado el freno y volvemos a montar la rueda. Este eje, por tener que sujetar la rueda y el freno, es más largo de lo normal y quedará una holgura en la rueda. No tiene ningún efecto sobre el patinaje pero si no nos gusta podemos montar unas arandelas de grosor suficiente para compensar este largo extra.

Fase [0] Prueba de hockey: Te vuelven a liar o ves a la gente de hockey y te apetece probar.

Necesitas un stick: normalmente en el club te podrán dejar uno para probar y de paso ver de qué lado te va mejor. Claramente el stick se puede sujetar de dos formas diferentes (mano derecha arriba e izquierda abajo o a la inversa). El agarrar el stick con la mano más hábil arriba nos dará mayor control de puck. Si lo hacemos al contrario lo que tendremos es más potencia de tiro. De todas maneras suele ser algo instintivo y que el entrenador verá fácilmente.

Aquí lo más normal es comprarte uno de los sticks de iniciación que vende nuestro club. Hay de los dos lados: left (la pala la llevas a la izquierda) y right (la pala la llevas a la derecha). Son bastante baratos.
Se recomienda cortarlo para que, con patines, nos llegue a la barbilla (puesta la punta de la pala en el suelo y el palo vertical). También nos podemos hacer con una cinta para empuñaduras, cerca de donde están los sticks, para prepararnos un “taco” en la parte superior del palo. Es cómodo tener este taco, que se hace enrollando cinta hasta hacer un resalte suficiente. Hace que sea más fácil y rápido colocar la mano superior al agarrar el stick y que no se nos escape. NO poner cinta para la mano inferior, ya que no nos dejaría deslizarla por el palo durante el juego.

Fase [1] Iniciación de hockey: Ves que te ha gustado y necesitas algo de material para empezar.


Lo siguiente serán unos guantes. Si usas un stick durante un buen rato empezarán a salirte callos y rozaduras y si te caes con el stick lo normal es despellejarte los dedos, así que unos guantes. El diseño de los guantes de hockey está muy reforzado por la parte externa y son muy finos en la parte de la palma para garantizar un agarre preciso del stick. El club te puede vender tus primeros guantes: sencillos, cómodos, no muy caros y resistentes. Las tallas van por pulgadas que exactamente no sé a que medida de la mano se refieren, pero por ejemplo a un hombre medio le suele ir bien una talla 14″ y a un niño de 10 años la 11″.

Fase [2]: Hockey: Ya estás perdido, te ha picado el virus y no piensas más que en jugar al hockey y necesitas algo más.


Hay que comprar un casco de hockey con protector facial. Es muy muy fácil que, cuando ya estemos aprendiendo y jugando más, un stick se levante y nos dé un golpe en la cara. Por ejemplo es normal levantarlo (involuntariamente) para equilibrarnos al patinar y en los choques de sticks es habitual que el nuestro se deslice sobre el del contrincante, llegando rápidamente a la altura de la cara. Lo que con el protector no pasa de ser un susto, sin él puede ocasionar un problema grave. El club vende cascos buenos y el precio (hasta la fecha) es competitivo; hay tres tallas: S, M y L. Una ventaja es que son ajustables para poder conseguir un encaje perfecto. El color oficial del casco del club es el rojo, ya que compras mas te vale comprar ese color, así, cuando te ha entrado el gusanillo y quieres empezar a jugar partidos oficiales, no necesitas cambiar de color.

Si ya vamos más rápido y el juego se empieza a poner peligroso nos tenemos que agenciar una coquilla. En la zona de artículos de combate de Decathlon (judo, karate, etc), tienen unas coquillas sencillas montadas sobre un calzón elástico que sirven perfectamente. También para chicas en esta sección tienen una especie de corazas para el pecho. De todas maneras el club te puede aconsejar y también vender las protecciones que puedes necesitar.

El siguiente punto débil que tendremos que proteger son las espinillas. Recibir un golpe del puck o de un palo en la espinilla es muy doloroso. El club te puede vender o aconsejar si quieres probar suerte por internet.

  1. Espinilleras-rodilleras de hockey. Como los guantes, se miden en pulgadas; una persona de 1.75 suele llevar unas de 14″. Bien centradas en la rodilla, deben de llegar holgadamente a la caña del patín, incluso montar un poco en ella.


Si ya queremos ir a la pista por nuestra cuenta para practicar deberemos conseguirnos un puck. Ojo que debe ser para hockey línea y no de street hockey ni de hielo. Tienen unos resaltes de plástico para que se deslicen más fácilmente.
El club te puede vender un puck del mismo tipo que utiliza para sus entrenamientos.

Cuando empecemos a correr mientras jugamos nos daremos cuenta de que la gente que tiene patines de hockey gira muy rápido y se nos escapan. Los patines de “propósito general” están más pensados para ir recto y dar curvas suaves. Además el sistema de apriete al pie es poco gradual.

Lo que nos dará un patín de hockey, comparado con los normales, es:

  • giros mucho más cerrados
  • un apriete muy uniforme en el pie y la pierna
  • mejor refrigeración del pie
  • puntera muy dura como protección para golpes
  • buena sujeción del tobillo
  • mayor resistencia a roces con la pista y vallas

Son caros y el tema de las tallas es complicado. No coinciden con las tallas europeas y además varían con la marca. Hay varias web en internet donde podemos ver tablas de correspondencia entre las tallas de zapato europeas y las de cada marca.

Lo mejor es verlos en las tiendas de internet y una vez elegidos algunos modelos intentar probárselos en una tienda o los de alguien del club, al menos de la misma marca. Como siempre mejor pasarnos de grandes que dejarlos pequeños. En Decathlon hay poco o nada, pero podemos probarnos algunos de hielo, de la marca que nos interese, para poder ajustar la talla. Lo normal será comprarlos en tiendas especializadas o por internet. Pide consejo a tu entrenador. También puedes pedirle al club que te consiga unos, te garantizan quedarse con los patines si no te vale por error de talla. Yo en este asunto recomiendo no tener prisa: preguntar, dar la tabarra a los que ya tienen unos, probárselos siempre que se pueda y una vez decididos esperar a las rebajas.


Siguiente cosa, unas coderas de hockey. Son más grandes que las de patinaje y también protegen parte del brazo y antebrazo. Buscarlas que sean fáciles de poner y ajustar, y que no se muevan al jugar. El club vende.

Ya nos habremos dado unas cuantas culadas y los pantalones protectores se nos quedan cortos, así que hay que pensar en hacerse con unos girdles. Son unas protecciones para la cadera, rabadilla, muslos y normalmente incluyen también una coquilla, y que van montadas en un pantalón de tejido elástico. En hockey hielo se usan unos pantalones que cumplen esta función pero quedan al descubierto y son demasiado aparatosos para hockey línea donde estos girdles van debajo de unas fundas, un pantalón bastante ancho que recubre esto y las espinilleras. En este caso tendremos que acudir al club que los vende, a una tienda especializada o a internet.

Que nos dan miedo los golpes en los hombros o nos hemos dislocado alguna vez uno, pues necesitamos una camiseta reforzada. Los petos que se utiliza en hielo, parecidos a los que se usan en motocross, son demasidos aparatosos para línea y en verano molestan; para hockey línea son mas recomendables las camisetas reforzadas aunque es una prenda opcionales.

La camiseta reforzada lleva zonas almohadilladas en los hombros, el pecho, la columna y en algunos casos en las costillas. Pidele al club que te enseñe como son, tienen siempre en venta.

Espero que os sea de utilidad esta pequeña guía de compra para dar correctamente vuestros primeros pasos en este divertido deporte y recordad, los entrenadores y el club están para daros consejos y es la manera más comoda de encontrar el material recomendable a buen precio hasta que te hayas hecho un experto y te atreves con las compras por internet.

Los rodamientos

21May


Cuando ya llevamos una temporada patinando y empiezan a aparecer ruidos extraños (como cuando
metemos piedras en la lavadora) o vemos que llevar los patines es como calzarse unas deportivas, se agarran al suelo y no andan, ha llegado el momento de limpiar o cambiar nuestros rodamientos.

El desmontaje de los que tenemos es un poco delicado, aunque sencillo si se tiene la herramienta adecuada y un poco de maña.

Lo primero que debemos hacer es desmontar la rueda de la guía de los patines, con las llaves halen que nos dieron al comprarlos. Según el tipo de patín necesitaremos una o dos llaves para extraer el eje y poder sacarlas. Aunque sólo vayamos a reparar una es recomendable aflojar las demás para que sea más fácil sacarla y sufra menos la guía.

Aflojamos el tornillo, quitamos el eje y sacamos la rueda

Una vez fuera vemos como la rueda está realmente compuesta de cuatro elementos:

  • La rueda, la parte de goma o plástico externa
  • Dos rodamientos montados en el centro de la rueda, uno a cada lado
  • Un separador que atraviesa el centro de la rueda y “separa” los dos rodamientos

El separador casi no se ve cuando el conjunto está montado y es precisamente el elemento más delicado en el desmontaje.

Conjunto del separador y rodamientos montado y separador (derecha)

La herramienta “especial” que mencionábamos antes viene incluida en algunos patines como una llave halen para aflojar los tornillos del eje de las ruedas, pero además está diseñada para poder desmontar los rodamientos.

Normalmente es uno de estos dos modelos:

La de Mission (izquierda) es una llave halen con un mango de plástico y lo importante aquí es el resalte que tiene en la mitad de la llave. El otro modelo es de Decathlon y en este caso es uno de los lados del mango el que nos servirá.

Bueno ya tenemos la rueda fuera del patín y hemos localizado la herramienta a usar, así que manos a la obra.

Cogemos la rueda y aplicamos la herramienta al separador. Los bordes del separador se pueden ver en el interior de los rodamientos, es el circulo más interno si miramos el rodamiento de frente.

Rodamiento sin separador, a la izquierda, y con separador montado

El resalte de la herramienta sirve para aplicar la fuerza no en el rodamiento sino sólo en el separador, lo que hace que éste presione al rodamiento del lado contrario y lo saque de la rueda, como se ve en la foto.

Apretamos el separador con la herramienta por un lado y sacamos el rodamiento opuesto.

Lo normal es que los rodamientos se ajusten mucho a la rueda por lo que tendremos que hacer bastante fuerza para sacarlo, pero hay que hacerlo con cuidado.

El otro rodamiento que sigue en la rueda se puede sacar apretando con el dedo o la herramienta desde el lado contrario.

Como se puede ver la operación es muy sencilla, el problema es no hacerlo suavemente o con herramientas inadecuadas, porque lo normal en este caso es que el separador se raye. Si está rayado tendremos rozamientos con los rodamientos y/o el eje, incluso puede llegar a inutilizarse porque el eje ya no pueda deslizarse por su interior.

Para montar el conjunto de nuevo ya no hará falta herramientas. Montaremos el primer rodamiento por uno de los lados de la rueda, apretándolo hasta que entre a tope y después, por el lado opuesto, montaremos el separador con el otro rodamiento y lo introduciremos en el primero, apretando de nuevo a tope.

Siempre que compremos rodamientos nuevos es también recomendable comprar separadores. Los patines “normales” (los de Decathlon y los de hockey normales) llevan rodamientos de la medida 608, que son de los que estamos hablando aquí. Existen también micro-rodamientos, en este caso la medida es 688, y las ruedas y separadores deben ser especiales para ellos.

PPress